Latinoamérica sin Fronteras
Conciliábulo anticubano en Costa Rica .

Página Principal.

I. Introducción a Latinoamérica. | II. Arte de Patricio Aguilar. | III. Página de Efraín. | IV. Países. | V. Sobre la Paz. | VI. Los Derechos Humanos. | VII. Filosofía. | VIII. Recomendaciones. | IX. Idiomas. | X. Teatro Latinoamericano. | XI. Israel. | XII. Matemática | XIII. Economía. | XIV. Física. | XV. Astronomía.




cuba.gif
Costa Rica


Regresar

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba.

El pasado 9 de noviembre, el Gobierno cubano conoció que el martes 16 de noviembre, en el contexto de la celebración en Costa Rica de la XIV Cumbre Iberoamericana, tendría lugar en el Salón de los ex Presidentes de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, un llamado "Foro Internacional por la Democracia en Cuba", que tenía entre sus organizadores a un supuesto "Comité costarricense de solidaridad con la democracia en Cuba" y al ex presidente Luis Alberto Monge Álvarez.

Los organizadores del llamado Foro distribuyeron abiertamente las invitaciones dentro y fuera de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, y anunciaron que dicha actividad contaría "con la presencia de destacadas personalidades de la política europea, latinoamericana y nacional, que luchan por la libertad en Cuba".

Entre las "destacadas personalidades" que asistirían a este show anticubano, figuraban el terrorista y agente de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos Carlos Alberto Montaner y el terrorista de origen cubano Evaristo García Sarmiento. Además, formaban parte del nuevo conciliábulo anticubano varios personeros del parlamento checo, cuyo servilismo al Gobierno norteamericano es de sobra conocido, algunos miembros de la mafia cubana de Miami, sus asociados costarricenses y algunos otros politiqueros locales y extranjeros.

Atendiendo a la gravedad del asunto, el Gobierno de Cuba procedió a alertar a las autoridades costarricenses y demandó del Gobierno de Costa Rica, en su condición de anfitrión de la Cumbre, la adopción de las medidas necesarias para garantizar la suspensión del supuesto Foro, solicitándole que se le informara sobre los pasos adoptados por las autoridades costarricenses para cancelarlo.

Desde el primer momento, para Cuba resultaba evidente que dicha farsa se organizaba con el deliberado propósito de enrarecer la participación de Cuba y, de hecho, la celebración de la XIV Cumbre Iberoamericana.

A las 22:00 horas del 10 de noviembre, el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba convocó al Cónsul de la República de Costa Rica en La Habana, a quien expuso las razones que asistían al Gobierno cubano para demandar la intervención directa de las autoridades costarricenses para cancelar dicho Foro.

Asimismo, en la mañana del jueves 11 de noviembre, fue entregada por el Cónsul de Cuba en San José una Nota diplomática al Director General de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República de Costa Rica y Secretario Pro Témpore de la XIV Cumbre Iberoamericana. Ese mismo día, a las 17:00 horas, un Viceministro cubano de Relaciones Exteriores convocó nuevamente al Cónsul costarricense, a quien reiteró nuestra demanda.

A través de los canales correspondientes, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresó su más enérgica protesta ante esta burda maniobra, cuyo carácter provocador, hostil e inamistoso quedaba fuera de dudas, y constituía, además, un acto de inadmisible injerencia en los asuntos internos de nuestro país.

Durante los contactos sostenidos sobre este asunto la parte costarricense manifestó que no podría emprender acciones en el sentido solicitado, aduciendo pretextos incoherentes que no convencían a nadie.

El 12 de noviembre fue entregada una segunda Nota diplomática en la sede de la Cancillería de Costa Rica, y nuevamente fue convocado el Cónsul de este país en La Habana. Cuba reiteró a las autoridades de Costa Rica que, como lo ha hecho siempre, deseaba contribuir al éxito y buen desarrollo de esta Cumbre. Su activa y responsable participación durante todo el proceso preparatorio de la misma lo demostraba de manera fehaciente. Asimismo, expresamos con toda claridad que la celebración de un acto hostil contra Cuba a sólo dos días de iniciarse la Cumbre y en plena Reunión de Coordinadores Nacionales enrarecería su realización.

Cuba también manifestó al Gobierno de Costa Rica que consideraba insatisfecha su demanda y expresó su incomprensión y profundo disgusto ante las explicaciones dadas por las autoridades de ese país. Asimismo, se les reiteró a las autoridades costarricenses que la ausencia de acciones concretas para suspender el evento anticubano conspiraba contra el buen desarrollo de una Cumbre en cuyo éxito estamos interesados.

El Gobierno Revolucionario de Cuba denuncia al Gobierno de Costa Rica por su falta de voluntad para cumplir los deberes y ejercer las responsabilidades que le corresponden como anfitrión de la Cumbre, lo que incluye la adopción de las medidas apropiadas para asegurar que prevalezca un clima propicio para la celebración de ese evento.

Al no impedir la utilización de su territorio para una maniobra financiada por Estados Unidos, a pesar de los sólidos argumentos expuestos reiteradamente por Cuba, el Gobierno de Costa Rica se ha convertido en cómplice de esta farsa.

Ministerio de Relaciones Exteriores

La Habana, 16 de noviembre de 2004

  

Frustrada maniobra contra Cuba en contexto de Cumbre Iberoamericana

  

LUIS ENRIQUE GONZÁLEZ y JORGE LUIS GONZÁLEZ enviados especiales

SAN JOSÉ, 16 de noviembre.— Decenas de costarricenses frustraron hoy una maniobra anticubana en la sede de la Asamblea Legislativa al impedir la celebración del denominado Foro Internacional por la Democracia en la Isla.

Convocado por organizaciones y políticos financiados por Estados Unidos, el foro debió ser suspendido minutos después de su inicio debido a la repulsa de miembros de agrupaciones de solidaridad y amistad con el pueblo caribeño, de sindicatos e instituciones, así como de parlamentarios.

Apenas dos de los oradores lograron hablar cuando una multitud empezó a gritar consignas de respaldo a Cuba y a reclamar el fin del evento, organizado en el contexto de la XIV Cumbre Iberoamericana.

Algunos de los asistentes señalaron a Prensa Latina que el verdadero sentimiento del pueblo fue demostrado con valentía frente a una minoría politiquera y terrorista mercenaria de Washington.

Uno de los provocadores, de origen cubano y pupilo de Estados Unidos, reconoció no tener cómo pagar la enorme ayuda recibida por la contrarrevolución.

Como denunció el vicecanciller cubano Rafael Daussá en conferencia de prensa, el Gobierno de Abel Pacheco mantiene hermetismo absoluto sobre la nota diplomática del Gobierno de La Habana referida a la extraterritorialidad de la ley Helms-Burton aplicada en Costa Rica.

Ni una palabra ha dicho sobre la decisión de la filial de la compañía Siemens de no reparar la central telefónica del Consulado de Cuba en esta capital por las conocidas presiones de Estados Unidos.

De manera clara, las autoridades permitieron el intento del denominado Foro Internacional por la Democracia, pero jamás autorizaron o respondieron a solicitudes oficiales del Gobierno cubano.

Datos de las autoridades de la Isla revelaron que en el 2003 se pidió el visto bueno para un homenaje por el aniversario 150 del natalicio de José Martí y este año tampoco recibió aprobación la solicitud de presentar un libro en el Parlamento costarricense.

La misma Asamblea Legislativa permitió hoy el ingreso de una minoría de politiqueros y terroristas, como los calificó el vicecanciller Daussá.

El órgano legislativo evitó responder al interés de un diputado cubano de entrevistarse con un alto directivo parlamentario y en una ocasión a la entonces Cónsul se le pidió abandonar ese propio recinto.

Para el Vicejefe de la diplomacia cubana, la Administración de San José ha demostrado el doble rasero de su política y su complicidad en los actos contra la nación caribeña .

El denominado Foro Internacional por la Democracia fue frustrado por causa popular, después de que el Gobierno encabezado por el presidente Abel Pacheco se negó a impedir lo que La Habana calificó de farsa anticubana.

Sendas notas diplomáticas de La Habana, convocatorias al Cónsul costarricense y otras conversaciones quedaron en el olvido, sin respuesta de San José.

Entre los invitados al denominado show figuraron el terrorista y agente de la Agencia Central de Inteligencia Carlos Alberto Montaner, miembros de grupos contrarrevolucionarios, los ex presidentes Luis Alberto Monge (Costa Rica), Luis Alberto Lacalle (Uruguay) y Armando Calderón (El Salvador).

Interrogados por Prensa Latina, los contrarrevolucionarios eludieron responder de manera directa al tema del financiamiento del foro por parte de Estados Unidos y abandonaron el recinto de manera apresurada.

Al mismo tiempo, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados emitió una fuerte condena al irrespetuoso acto contra un país miembro de la Comunidad Iberoamericana, al considerar que esta nación queda en total ridículo por la actitud de su Gobierno.

Juntas directivas de numerosos sindicatos, el Comité de Solidaridad con Cuba, ex diputados y la asociación de cubanos residentes se sumaron a las acciones de protesta para impedir la realización del conciliábulo. (PL)

 

 

Correo
Latinoamérica sin Fronteras