Make your own free website on Tripod.com
 
 
 

El Amor

es un sentimiento

espiritual

no es sexo egoísta y egocéntrico,

es algo más que eso.

Es intenso, sufrido, calmo;

revoltoso,

profundo, revolucionario.

No tiene lazos materiales

se alimenta de sí mismo.

Es poesía,

música, forma,

color, animal, planta.

La parte divina del ser humano;

sublime,

pura, natural.

Aguilar.

Toronto, Ontario, Agosto 1999.

femknight.gif

Hasta Pronto

¡Heme aquí!, yo caminante de otras galaxias,

desde aquí

observando la luz de tu ventana.

Adivinando tus pensamientos, movimientos

deseos, emociones.

¿Cómo estas?

No te preocupes;

sólo soy viajero, caminante,

una palabra, un suspiro, un latido del corazón.

Alguien que llegó y se va.

Heme aquí observándote en tu casa

como en mi casa.

Un desconocido pasa y conversa algo;

la nieve cae y cubre la calle,

y yo estoy aquí: observando la luz de tu ventana.

No, no te preocupes, sólo pensaba, recordaba.

Recuerdo el abrigo de tu chimenea.

Pero soy viajero, caminante que emprende el rumbo.

Un rumbo sin rumbo, porque no hay caminos.

Sólo pensaba, emprendiendo el camino.

Vuelvo la vista al frente y miro tu ventana.

Duerme, que otro viajero tocará a tu puerta.

Siempre los caminates tocarán,

siempre la nieve será fría y la calle oscura.

Los recuerdos son tibios y las palabras son inciertas.

Que el tiempo no tiene principio, fin o límite.

Desde aquí, la física vía que nos divide,

como una vía láctea infranqueable

y el espíritu que nos une con el pensamiento.

Porque la energía es una;

el pensamiento es nuestro,

y el luchar es de todos.

Aguilar

Enero 6, 2000, Toronto, Canadá

Buenos amigos, un libro y un gato

Tu Imagen

Te aproximas lentamente,

imperceptible.

Es de noche,

una flor en la mano; una rosa, un lirio

o un clavel;

blanco, rosado, rojo o verde.

Tu sonrisa amplia como el mirar,

tu mirada profunda como la savia.

Llegas a mi puerta,

urgas entre los velos y cortinas del tiempo,

la flor apoyada en tu pecho.

Tus ojos grandes y tristes como niño.

La flor tiembla en tu mano, se estremece,

suspira y desfallece de ansiedad.

Tu rostro sonriente, sorprendido, admirado.

Avanzas acercándote.

La flor se desliza entre tus manos

y llega a la orilla de mi libro.

Abro los ojos, busco la flor

No está.

Pero ha quedado algo de tí, un recuerdo quizá.

Aguilar

Enero 5, 2000, Toronto, Canada

egruposdmime.gif
Latinoamérica sin Fronteras
Poemas Sobre el Amor y la Vida

Página Principal.

I. Introducción a Latinoamérica. | II. Arte de Patricio Aguilar. | III. Página de Efraín. | IV. Países. | V. Sobre la Paz. | VI. Los Derechos Humanos. | VII. Filosofía. | VIII. Recomendaciones. | IX. Idiomas. | X. Teatro Latinoamericano. | XI. Israel. | XII. Matemática | XIII. Economía. | XIV. Física. | XV. Astronomía.


Regresar

Payaso

Tus ojos

Tus ojos tristes de niño;

profundos, claros, color chocolate.

Tu rostro en donde el tiempo

ha esculpido, esmeradamente,

con cincel de años las experiencias.

Tu alma a través de tus ojos

como el lago profundo, insondable,

cristalino; de reflejos, colores

y formas a veces difusas.

Tu rostro de expresiones

como los meandros del río;

como las impetuosas olas del mar.

Vida donde se reflejan muchas vidas;

vida que no es propia,

es de todos, sin poseerla ninguno.

Ojos tristes de niño,

descoloridos, acusando agonía

con fuego y llama de esperanza.

Ojos negándose a cerrar,

para no perder una nueva tonalidad de color,

una minúscula variedad de la forma,

un pequeño cambio, un paisaje,un lago, una gota de agua.

Ojos que han llorado de alegría,

de amor, de dolor, de pasión.

Que miran sin mirar

el infinito y el más acá.

Aguilar

Septiembre 1999, Ontario, Canada.

El árbol de tu ventana

El árbol en tu ventana

Veo a través de tu ventana,

el árbol iluminado la esperanza.

Déjalo así;

así deja el fogón encendido;

por la noche,

como un faro de esperanza y calor humano;

la abuela,

para aquél que baja de la montaña.

Un poco de café, un vaso, un jarro,

un guacal ¿una taza?

una tortilla y si hay suerte, frijól.

Veo a través de tu ventana

el árbol iluminado.... la humanidad.

En esta selva, montaña, jungla;

una luz a lo lejos es un hogar,

no una simple casa con cuatro paredes, un techo.

Es el hogar donde vive alguien;

anciana, mujer, hermitaño, un hermano,

un fantasma; pero al final uno igual que yo.

Veo a través de la ventana

el árbol iluminado, tú.

Un recuerdo, una sonrisa, una enseñanza

y todo lo demás; Zeus, Marte, una flor.

Pero al final tú.

Veo a través de la ventana ... el árbol iluminado.

Déjalo así:

así sabré que eres tú y que tú soy yo.

Aguilar

Diciembre 1999, Toronto, Canada.

Ocean Blow Hole

¿Qué es la Vida?

La vida es

una gota de rocío

al amanecer;

que se desvanece

en el cielo

al mediodía.

Cae en lluvia

al atardecer;

para fundirse

con el mar

al anochecer.

Aguilar

Enero 6, 2000, Toronto, Canada

Mariposa vida

Vida

La vida es

una mariposa de abril,

que revolotea feliz en mi jardín.

Fugazmente miro sus colores brillantes al sol.

La vida es una mariposa en mi jardín ;

ahora está aquí,

más tarde en otro rosal.

Cuantos quisieran atrapar esta mariposa

y aprisionarla con alfileres

para tenerla cerca,

para tenerla siempre.

Yo me conformo simplemente,

en contemplar

como viene y va.

Algún día se irá

y no retornará.

Ese día ya no será abril;

ya no habrá jardín que cuidar.

Aguilar.

Diciembre 1999, Toronto, Canada.

1masnueva.jpg

Visita

No quiero perturbar tu noche.

Quiero que tu noche sea: clara, serena,

brillante, mágica;

llena de estrellas.

No quiero perturbar tu noche;

tan solo soy visitante en esta dimensión;

en este nivel.

Estoy aquí en tu esquina,

el viento ondula mi cabello

las luces apagadas.

Sólo soy viajero deteniéndose

por un instante, contemplo

y me decido a entrar en tu puerta.

Tu habitación tibia, mi calle fría.

Aspiro el aroma de tu habitación,

marcado por el compás de tu respiración.

Tu cabeza sobre la almohada,

el pétalo de rosa sobre la mesa,

tu rostro sereno, tus ojos de ninfa.

El compás de tu respiración

y el silencio de mi mundo.

Tan cerca, casi toco tus sueños, tus pensamientos.

Pero los dejo allí, para que sigan siendo tuyos.

Velo tu sueño y continúo caminando mi nivel.

Allá me espero, en la misma esquina,

mientras me pregunto el por qué de la demora;

y me explico - estuve buscando un beso

que se me extravió.

Talvez lo encuentres sobre tu frente...

mañana.

Aguilar

Enero 3, 2000,Toronto, Canada.

ciclodelavida.jpg

Muerte

Amiga fiel,

incansable;

quien se apostó al lado de mi cuna

antes de mi nacimiento.

Compañera inseparable,

silente,

paciente;

con cada latido de mi corazón,

teje un pilar de su poncho.

El mismo

con el que me abrigará

el día

cuando todo esté listo.

El día

en que partamos,

para no regresar.

Aguilar.

Diciembre 1999, Toronto, Canada.

Mago y Dragón

Antitesis del Amor

El amor ciego seduce con canto viril,

después en forma violenta te lanza inmisericorde al abismo;

y devora, porque no aprendió a perdonar.

Muerde la carne y bebe la sangre,

humilla y golpea, neutraliza con la palabra luego...

Te deja siendo y sintiéndote menos

que el paño donde se limpia los pies.

Convierte los lugares románticos

en sitios de tortuoso recuerdo;

cae en el corazón como cuchillos de hielo,

traspasando el alma hasta la muerte.

Deja sabor amargo en los labios

y marcas imborrables en el corazón;

incapacita para volver a amar, volver a empezar;

sin dejar de ser sutil, sin dejar de ser villano.

Cuidado con ese amor ciego, engañoso

al final no sabes en qué se convertirá,

si en luz de aurora o cruel oscuridad.

Recuerda, tendrás que luchar, y aún más

si es el primer y único amor.

Aguilar

20 de enero de 1998, Ontario, Canada

 

© Todos los Derechos de Autor sobre los Poemas, pertenecen a Efraín de Jesús Valverde Moreno.
info@latinoamericasinfronteras.org
Suecia 2005.

©Diseño de página: Patricio Aguilar.