Latinoamérica sin Fronteras
15 años del Magnicidio de Pardo Leal y la UP

Página Principal.

I. Introducción a Latinoamérica. | II. Arte de Patricio Aguilar. | III. Página de Efraín. | IV. Países. | V. Sobre la Paz. | VI. Los Derechos Humanos. | VII. Filosofía. | VIII. Recomendaciones. | IX. Idiomas. | X. Teatro Latinoamericano. | XI. Israel. | XII. Matemática | XIII. Economía. | XIV. Física. | XV. Astronomía.





Regresar

*  Agencia Vientos del Sur ~   ~ Red Alternativa de Comunicación

            visur@chello.se  ~ Registro público legal en la Unión Europea  ~  *www.Vientos del Sur
             @- Mensaje informativo para divulgación y reproducción citando la fuente
            ~ La información y artículos firmados son responsabilidad de las fuentes, sin comprometer la opinión de VISUR*

               * Verifique si hay archivos adjuntos        Si no desea recibir  responda con su dirección `BORRAR DE LISTA´ Ver normas al final .

                            Taller VISUR: amiga/aurora1/test13ab.htm                   Gobierno Gringo:   Halcones gallinas  !!

                             Los que exterminaron a la Unión Patríotica  llegaron al gobierno

            En los 15 años del magnicidio de JAIME PARDO LEAL

            El Genocidio politico contra la izquierda





                  Muerte política   - En Revista Semana
                  Luego de 18 años de una dolorosa trayectoria, en la cual fueron asesinados 4.000 de sus activistas, la UP se quedó sin personería jurídica. Epílogo de una tragedia.






                        Dos candidatos presidenciales, Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, el senador Manuel Cepeda y José Antequera están entre los líderes de la Unión Patriótica asesinados por motivos políticos

                  La Union Patriotica (UP) cumplió la mayoría de edad y le quitaron la cédula. Luego de evaluar los resultados de las elecciones pasadas una resolución del Consejo Nacional Electoral le retiró la personería jurídica a 18 organizaciones políticas, entre ellas la UP, por no conseguir 50.000 votos y no haber ganado ninguna curul en el Congreso. Es el sello legal a una realidad política vergonzosa: la eliminación y persecución sistemática a los militantes de un partido político hasta acabarlo física y jurídicamente.

                  Nacida de los acuerdos de paz del gobierno de Belisario Betancur con las Farc a principios de 1985, la Unión Patriótica era la apuesta de la guerrilla a tejer una red política en sus zonas de influencia y a lanzarse al juego electoral de votos y campañas. Sin embargo cargó con sus primeros muertos y desaparecidos sin echar el primer discurso. Año tras año, tanto líderes políticos como militantes de base fueron asesinados por el sólo hecho de hacer campaña con las banderas de la UP. Más de 4.000 militantes fueron abatidos por las balas asesinas de la intolerancia, que convirtió este caso en un genocidio político. Muchos más fueron amenazados y forzados al exilio. A la concejal Aída Avella, una de sus integrantes más carismáticas, llegaron al punto de lanzarle un rocket a su carro en plena Bogotá. Cómo hacer política sin posibilidad de organizarse por el

                   miedo a ser asesinados, se preguntan algunos dirigentes.

                  No hay partido político que aguante la aniquilación de todos los niveles de su dirigencia. Mientras que en las elecciones presidenciales de 1986 se depositaron 328.955 votos por Jaime Pardo Leal, candidato de la UP posteriormente asesinado, sólo 23.613 electores acompañaron las listas del Senado en 1998. En su mejor momento la Unión Patriótica alcanzó a tener 325 concejales, 14 congresistas, 35 diputados y varios alcaldes.

                  Hoy no queda casi nada de un movimiento que pudo haberse convertido en la tercería de izquierda de finales de los 80 en Colombia. Sus directivos actúan prácticamente en la clandestinidad por razones de seguridad. "A la UP no nos pueden exigir 50.000 votos para mantener la personería cuando el Estado colombiano no ha sido capaz de garantizarnos el derecho a existir como personas y como organización política", afirma Mario Upegui, concejal bogotano. El aniquilamiento de la UP tuvo un efecto perverso para el país: le dio, en su momento, argumentos a la guerrilla para decir que en Colombia sólo se puede hacer oposición por la vía de las armas. Hoy no se puede decir lo mismo. El país ha cambiado y fenómenos como el de 'Lucho' Garzón, -que en la última encuesta del Gallup Poll tiene una imagen favorable de 52 por ciento- reflejan la creciente madurez política de los colombianos y la receptividad a propuestas de izquierda sin que sean estigmatizadas.

                  Para los dirigentes de la UP la decisión de quitarles la personería no puede medirse sólo por el número de votos. Hay que considerar la dificultad para hacer campaña y el temor de sus activistas y votantes. En las elecciones locales de 2000 tuvieron que retirar las listas a la Asamblea de Antioquia y al Concejo de Medellín. Sólo pudieron presentar candidatos en Bogotá y en Arauca.

                  Sin embargo el Consejo Nacional Electoral está simplemente cumpliendo con la ley. Para Elizabeth Ungar, directora de Congreso Visible, "no se puede hacer ninguna excepción. Esta pérdida de personería puede convertirse en un reto a futuro para la UP que genere un refortalecimiento dentro del partido". No deja de ser paradójico que mientras se consolidan ante la opinión nuevos líderes de izquierda como Antonio Navarro, Luis Eduardo Garzón y Carlos Gaviria, una de las organizaciones más representativas de esta corriente ideológica se apague.

                  La clave de una democracia efectiva radica en las garantías a los partidos políticos para hacer campaña y oposición. No obstante la UP es una muestra de que estas garantías en Colombia siguen siendo parciales. Una cosa es perder curules en igualdad de condiciones con los otros competidores y otra, muy distinta, es que los votos disminuyan a la par de las vidas de los militantes.




                   * Vea en Taller VISUR, en construcción: * El Genocidio de la Unión Patriótica

                  a..  La "música militar" de los gringos masacra los pueblos !
                  a.. Colombia: Una Sociedad Podrida ?
                  a.. USA cinismo facho !
                  a.. Dictadura Tributaria busca imponer AUV !


                  ESTADOS UNIDOS-IRAK
                  Halcones gallinas
                  Los duros de Washington quieren mandar a miles de soldados a Irak pero, cuando les tocó su turno, eludieron ir al frente de batalla.

                            Taller VISUR EN CONTSRUCCIÓN

                  El debate en el Congreso norteamericano por un acuerdo para atacar a Irak en caso de que el presidente Saddam Hussein no cumpla las disposiciones de la ONU ha puesto de nuevo en evidencia una curiosa paradoja de la política de Estados Unidos. Consiste en que los funcionarios más guerreristas del gobierno no fueron al frente de batalla cuando tuvieron la oportunidad de servir a su país en un conflicto internacional. Esta ironía los ha hecho merecedores de acusaciones de hipocresía y cobardía y del gracioso mote de "los halcones gallinas".

                  A la cabeza de estos híbridos se encuentra el presidente estadounidense George W. Bush. A Bush no le ha temblado la mano para bombardear Afganistán contra el gobierno Talibán, ni más tarde para enviar tropas a Filipinas con el fin de derrotar la guerrilla de Abbu Sayyaf; se ha referido con términos duros y amenazantes a los países que patrocinan grupos terroristas y en los últimos meses ha puesto su empeño en lanzar un "ataque preventivo" para un "cambio de liderazgo" en Irak. Es decir, una operación militar para derrocar o liquidar a Hussein, acusado de producir armas de destrucción masiva y de patrocinar terroristas.

                  Lo extraño es que todo este guerrerismo provenga de quien fuera un muchacho poco atlético o brillante que se escapó de servir en la guerra de Vietnam gracias a las palancas de su padre, por entonces senador. Con el único mérito personal de pertenecer a la clase de los hijos de poderosos, Bush hijo consiguió uno de los codiciados puestos en la guardia nacional de Texas. Más adelante, cuando Bush padre llegó a la presidencia, sería acusado de mover influencias para que su hijo no fuera a la guerra.

                  El vicepresidente Dick Cheney, quizás un halcón aún más furibundo que Bush, ni siquiera vistió uniforme. Según él, porque "tenía otras prioridades durante los 60 que prestar servicio militar". Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa, voló jets de la Armada durante las guerras de Corea y Vietnam pero nunca estuvo en combate. Otros prominentes guerreristas como Paul Wolfowitz y Peter Rodman, estuvieron en la universidad durante la guerra.

                  Así mismo, por fuera de la administración los mayores activistas proguerra también carecen en su mayoría de experiencia militar. Este es el caso de quienes elaboraron el famoso documento 'Project for a New American Century' (Proyecto para un nuevo siglo norteamericano). Se trata de una carta abierta a Bush después del 11 de septiembre en la que le pedían que incluyera dentro de su ofensiva contra el terrorismo a Irak, Líbano e Irán. De los 32 firmantes sólo tres habían vestido uniforme. Richard Perle, el más conocido de este grupo, fue objeto de un comentario sarcástico por parte del legislador condecorado en la guerra de Vietnam, Chuck Hagel: "Quizás el señor Perle quiera estar en la primera ola de los que invadan Bagdad", dijo.

                  Las críticas a los halcones gallinas son cada vez más frecuentes. El periódico The New Hampshire Gazette, el más antiguo de Estados Unidos, mantiene una base de datos que actualiza sobre los halcones gallinas. Se basa en los datos de reclutamiento durante los conflictos de Vietnam o Corea y otras fuentes y registra las excusas que los halcones gallinas dieron en su momento.

                  Las mayores críticas a los civiles guerreristas provienen de militares o veteranos de guerra, grupo que se opone casi unánimemente a la invasión de Irak. Ellos son los responsables de la mayor parte de las filtraciones a la prensa de planes de guerra en Irak, como la estrategia de toma de Bagdad o las operaciones encubiertas para provocar la rebelión interna de los opositores al gobierno de Hussein. Así mismo, el secretario de Estado, Colin Powell, quien es el único veterano condecorado entre las cabezas responsables de la política externa, también ha sido el único que ha pedido cautela y mostrado reservas frente al ataque a Irak.

                  Los acusados de ser halcones gallinas se defienden de los militares diciendo que éstos son buenos para el aspecto operacional de la guerra pero que ellos son mejores estrategas. Citan, por ejemplo, que en los años 90 los militares no querían usar la fuerza en los Balcanes y el éxito de la campaña mostró que se habían equivocado. Dicen que las críticas tienen un sustrato más emocional que racional, que tiene que ver con las cicatrices que dejó la guerra de Vietnam en los veteranos. Y también arguyen que el entendible resentimiento de quienes vieron morir a sus compañeros de armas mientras ellos disfrutaban de paz y seguridad no les da una mayor autoridad para opinar sobre guerras futuras.

                  Pero nada es en blanco y negro. La principal crítica a los halcones gallinas no apunta a su falta de conocimiento estratégico sino a su cobardía y doble moral. Así mismo, no es obvio que deba considerarse un sobreentendido el que todos los militares y veteranos estén en contra de la invasión a Irak. "Es extraño que todos los generales lo vean de la misma forma y todos los otros, que no han disparado una bala y están entusiasmados con ir a la guerra, lo vean de otra forma", dijo Anthony Zinni, un general retirado enviado como mediador a Israel.




      Con Revista Semana

      @ Este mensaje está amparado en la legislación sobre correo electrónico: Sección 301, párrafo (a)(2)(C) de S.1618
      Bajo el decreto S.1618 titulo 3ro.  Base de las normativas internacionales sobre SPAM,. Para salir de las listas  responda este mail
      con BORRAR DE LISTA en asunto,  Si tiene amigos que deseen recibir nuestros mensajes.envíe sus direcciones electrónicas.

      Email: visur@chello.se  Página VISUR:  www.Vientos del Sur 

Correo
Correo